fbpx

Q&A Mai Der (@f___e___a)

11/05/2021

"Las mujeres siempre han estado. Otra cosa es que se les haya apartado de todas las áreas del conocimiento"

El caos que puede ser muchas veces Instagram, nos regaló hace tan solo unos meses una propuesta necesaria, reposada e inspiradora: @f___e___a. La persona detrás del proyecto es Mai Der, con quien teníamos muchas ganas de hablar. Mai Der estudió Bellas Artes en el País Vasco y Artes Visuales y Escénicas en la Universidad del Estado de Santa Catarina en Brasil. Vivió y trabajó en una residencia en la que abundaban los estudiantes de Arte en Salvador de Bahía. Ha sido educadora y mediadora artística para proyectos sociales desde 2015 y en el último año se está formando y tratando de ganar experiencia en gestión artística y cultural. "Mi vida, como la de todos en este momento, ha cambiado mucho por la situación actual de pandemia, así que últimamente estoy tratando de reencontrarme en mi propia obra después de un pequeño bloqueo creativo", nos cuenta.

Antes de nada, qué te llevó a llamarle FEA (@f___e___a)  al proyecto?
En realidad tenía pensado el nombre para otro proyecto que ideé cuando trabajaba como mediadora artística en California. Se lo conté a mis compañeras de trabajo, nos hizo gracia y nos gustó como sonaba en español y en inglés. “F” de Female, “A” de Art  y “E” de Education. Ha recibido alguna mala opinión. Lejos de molestarme, creo que igual que revisamos el concepto de “genio” a través de la crítica de arte con perspectiva feminista, tampoco dejamos – o no deberíamos – dejar de insistir en revisar otros conceptos como “bellas artes”. Creo que siempre voy a estar a favor de derribar ese aura sagrada, hermética y elitista que algunos insisten en otorgar al arte y que me aburre profundamente.

El post que abrió @f___e___a es del 17 de noviembre de 2020 –menos de seis meses cuando realizamos esta entrevista– pero desde entonces has publicado a un ritmo altísimo, como si llevaras años recopilando material sobre mujeres artistas y en un momento dado hubieras decidido liberarlo todo. ¿Es así? ¿Hubo algún detonante?
Las profesoras con las que más disfruté durante la carrera, traían al aula nombres de mujeres artistas, algo que no pasaba con la mayoría de profesores. Es más fácil verse reflejada por aquellas que comparten problemáticas, vivencias y una misma o muy parecida socialización y sentirse inspirada en la inquietud  y pulsión artística.

Mi último año viviendo en California lo pasé en San Francisco. Era nueva en la ciudad y no tenía muchos amigos ni dinero, así que en mi tiempo libre seguía un calendario que programé con las actividades y los días de entrada gratuitos a los museos de la ciudad. Gracias al auge internacional del feminismo los últimos años, San Francisco, que es una ciudad que trata de mostrarse al mundo como muy progresista, tenía una oferta cultural en las que las mujeres artistas eran protagonistas en galerías y museos insignia. Empecé a anotar nombres de mujeres artistas de manera compulsiva. Tengo una estupenda memoria visual, pero no puedo decir que me pase lo mismo a la hora de retener nombres. Mi lista comenzó a ser tan larga como poco práctica. Entonces decidí crear mi propio archivo ligero en instagram para poder echar mano de él cuando necesitara de referencias para los talleres que imparto a mujeres, en los que usamos el arte para tomar conciencia y hablar de las problemáticas que nos atraviesan.

Cuando trabajas en proyectos sociales, te encuentras con usuarias de muchos orígenes y con experiencias de vida e intereses muy diversos. Manejar tu propio archivo al que poder recurrir para que se vean reflejadas es la mejor herramienta de trabajo que podía haber creado este año.

Me gustaría volver a ese primer post porque me parece una declaración de intenciones: mujeres artistas y prehistoria, al que le sigue un artículo de Linda Nochlin llamado «¿Por qué no ha habido grandes mujeres artistas?»…¿Es tu perfil de instagram una respuesta a esta pregunta? ¿Cómo responderías tú a esta pregunta?
Las mujeres siempre han estado. Otra cosa es que se les haya apartado de todas las áreas del conocimiento, borrado de la historia y negado el espacio público. Aquellas que lograron sortear una carrera llena de obstáculos deben tener finalmente el espacio que les corresponde. Además de las series por países, ahora estoy agrupando a las artistas por problemáticas específicas que atraviesan a mujeres. Hay una sección que he llamado «Pioneras: apropiación e invisibilización del trabajo de las mujeres artistas».  Descubrir que se repite la historia de tantas que fueron invisibilizadas, robadas y ninguneadas hasta el día de hoy, da mucha rabia.

En @f___e___a hay una diversidad que cuesta encontrar en la gran mayoría de museos y centros de arte: mujeres de diversos siglos, condiciones, orígenes y disciplinas unidas en un canal de nuestros tiempos. ¿De qué forma recopilas toda esta información?
Estando atenta. Cuando algo de verdad te interesa es mucho más fácil encontrarlo. Tengo muchas vías de investigación ahora mismo. Instagram es una gran fuente para descubrir nuevos nombres, aunque también es verdad que la mayor parte de obra, por una cuestión de formato y tiempos de consumo, está limitada a la pintura y la fotografía. Sin presupuesto no me ha quedado otra que ser ingeniosa, frecuentar bibliotecas de museos, y algún truco un poco pirata, como tomar fotografías a los indices de libros y bibliografía de libros y revistas que no me podia permitir en librerías especializadas para investigar después por mi cuenta. Hablar de arte mucho con otra gente me ha ayudado a encontrar a alguna de las artistas de contextos aun más marginados por su origen o su etnia.

Facilita mucho el trabajo que la mayoría de artistas hoy en día tengan sus propios portfolios web subidos en la red. Y en fem.ed.art@gmail.com recibo portfolios de artistas nóveles que poco a poco voy revisando.

¿Qué sensaciones tienes respecto al feedback que recibes en Instagram?
Estoy muy contenta. Era un proyecto que comencé como recurso para mi y sin grandes pretensiones. Ahora sí me emociona verlo crecer, porque me escriben desde profesoras para contarme que usan el archivo para encontrar referentes que ofrecer a sus alumnas y alumnos, hasta artistas que han sido madres y que agradecen haberles dado a conocer la obra y manifiesto de Mierle Laderman Ukeles. Es muy gratificante.

También piden web y libro. Por ahí estoy viendo cómo poder financiarlo, buscar alianzas y hacerlo posible. 

Carrito
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0