fbpx

The Time Machine: 1931

01/12/2020

¡Hombreras!

Pocas veces la moda tiene una función meramente estética. La moda funciona (también) como un termómetro de la sociedad, una respuesta o una consecuencia a los cambios sociales. A veces, incluso, una forma de anticipación. ⁠La historia de las hombreras ejemplifica bien esta tesis. Las hombreras aparecen a finales del siglo XIX como complemento al vestuario de rugby: aparecen con una función utilitaria: protección (y grandilocuencia, ¿quizás?). ⁠

En 1931, la diseñadora italiana Elsa Schiaparelli las introdujo por primera vez en una colección femenina. ¿Y qué es lo que pasa también a finales de los años 30 del siglo XX? La Segunda Guerra Mundial.⁠

En ese momento, muchas mujeres entran al mundo laboral (al laboral de calle, porque el trabajo en casa también es mundo laboral). Decir que ‘muchas mujeres entran al mundo laboral’ es decir también que muchas mujeres entran a un mundo masculino, con hábitos y reglas masculinas. Y eso implica hacerse espacio, simbólico y físico. ⁠

Así que no, las hombreras no son solamente dos cojincitos que aparecen en los bailes de prom de los 80’s, ni la última tendencia del momento. Son una especie de WOMANSPREADING bastante necesario y justiciero. ⁠

Si queréis leer más sobre el tema, os recomendamos los artículos ‘The history of shoulder pads’, de @crfashionbook y ‘The empowering history of shoulder pads’, de @coveteur.⁠

Carrito
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0